ANEA-MC_CAFE

¿Qué falta en aquí?

Anoche volvíamos de Madrid. El avión salía puntual, a las 22:30. ¿Y a esas horas qué hay abierto? En efecto: McDonald’s. No voy a entrar en valorar si es un pez demasiado gordo como para quitarle algunos “chanquetes” con trolleys en el inmenso océano que es la T4 de Barajas, al resto de restaurantes, pero el 95% restante estaban cerrados.

Me sorprende y agrada que cada dos por tres están intentan reinventarse, cambiando y actualizando los locales. Más ecológicos (ahora te hacen separar los residuos), más eficientes, y más limpios. Pero hay una cosa que me sigue sorprendiendo, año tras año, vuelo tras vuelo, importante, que sigue sin hacerse.

Por operativa, hace tiempo que en Barajas no se anuncia la inminente salida de ningún vuelo, salvo por causas extraordinarias, cosa que te obliga a estar pendiente de la información de tu vuelvo todo el tiempo. La máxima expresión de la actual frase “en tiempo real” porque, como te despistes, “vuela…”.

Estas son dos imágenes que tomé anoche con mi móvil. ¿No os llama la atención que falta algo?

Supongo que sabréis por dónde van los tiros, pero me parece, bajo la información de la que dispongo, alucinante, que no haya un solo reloj… Puede que por táctica psicológica quieran que el cliente coma y se vaya lo más rápido posible para dar paso a un nuevo cliente, pero no creo que sea eso, ya que han puesto unas nuevas mesas “inteligentes”, con juegos varios proyectados desde el techo; cosa que te hace estar entretenido un rato.

El reloj me parece totalmente indispensable, pero algo que ayudaría bastante aunque hubiera reloj, serían pantallas con información de los vuelos dentro de los restaurantes. Este verano, tanto en Gatwick como en Edimburgo, todos los restaurantes tenían por lo menos dos plasmas. 

Me da qué pensar, ya que no estoy seguro de si es una “falta” de McDonald’s, o es AENA la que no lo permite. Investigaré sobre ello, a ver qué averiguo.

Un último apunte, volviendo a McDonald’s, que no todo va a ser cal; también hay arena. Han sabido adaptarse a los tiempos, y hay enchufes por todos lados. Un 10 a eso.

Danos tu opinión